sábado, 16 de octubre de 2010

CIRCULAR POR LA SIERRA DE LÍJAR - 16.10.2010



Pues sí, ayer realizamos la segunda ruta de este curso con la agradable sorpresa de ver incrementado el número de estos falsos llanos en diecinueve miembros. Todo un récord, un grupo algo numeroso para salir a la sierra, pero con muy buen nivel tanto físico como sobre todo humano. Así pues, como era de esperar, todo salió a pedir de boca y con estas que a las once de la mañana partíamos, mochila a la espalda y en fuerte y continua subida a la sierra de Líjar. El precioso sendero de montaña por el que el nutrido y colorido grupo se desenvolvía nos llevó a un hermoso balcón natural, donde dimos cuenta de nuestro primer desayuno, teniendo a nuestros pies la hermosa geografía andaluza con las típicas interpretaciones de unos y de otros sobre el nombre de tal o cual sierra o pueblo. Nada más terminar con el primero de nuestros festines, parriba otro poquito que ya quedaba casi nada. En efecto una vez alcanzada la altura deseada por el portador del gps, comenzamos un agradable paseo por la falda de la montaña, a través de un bosque en plena recuperación de su último incendio y donde los madroños, encinas, algarrobos, enebros y demás matorrales nobles emergían con inusual fuerza vital. El sol, a pesar de la agradable temperatura de la mañana, comenzó a sentirse más de la cuenta y entre un madroñito aquí, una fotito allí y una charlita y alguna quejita del de siempre (er mig….) pues casi sin darnos cuenta llegamos al punto más alto de la jornada donde dimos cuenta del segundo festín del día. Bueno a decir verdad, sin darnos cuenta literalmente tampoco oye, que alguno se estaba acordando a estas alturas de lo bonito que era el paisaje pero de lo bien que se está un Sábado sin hacer nada de nada en casita tú. Pues bien, nuestra Junta, a petición de estos falsos llanos, nos tenía preparada en dicha cumbre una estupenda mesa de piedra con techado incluido, para que estuviésemos como reyes y princesas. Ya sabéis, cómodamente sentados unos y tirados por las rocas otros, los manjares salieron de las mochilas como por arte de magia, como la estupenda ensalada de brócolis y pasta de don Manué, las botellas de vino, las cervezas, los salmones ahumados del sibarita del grupo, los chorizos de pueblo, los bocatas de tortillas, los chocolates y frutos secos, los licores, bueno, bueno, lo de siempre ¿sudamos más de lo que comemos o al revés? Po bueno, po pa eso vamos ¿no?
Acabado el festín, alguno-a se ilusionó con una vuelta rápida por la meseta central que forma la cumbre de esta extensa sierra, pero claro, parece mentira que algunos-as aún tengan dudas que si hay que elegir entre un retorno fácil y cómodo y otro largo, incómodo pero fantástico, estos falsos llanos a por lo segundo sin dudar, estáis avisados de sobra, así que no os hagáis ilusiones los que os atrevéis a salir con nosotros, el día hay que aprovecharlo a tope, que luego la semana es muy larga hasta que vuelve a llegar el próximo Sábado. De esta manera, el retorno dando un rodeo completo a Líjar se ganó la admiración de todo el grupo, la pista de subida que utilizan los parapentistas, adornada de magníficos quejigos, nos bajó casi volando hasta el inicio de la nueva senda que nos llevaría de de vuelta a la fuente de los Nacimientos. Esta senda sí que nos impresionó por la exuberante selva mediterránea que tapiza la ladera de esta parte de Líjar, todo un sendero de fantasía que nos hizo olvidar el cansancio de las ocho horas que llevábamos andando. En efecto, eran las siete de la tarde cuando localizábamos de nuevo los coches en la preciosa área recreativa donde los habíamos dejado por la mañana.
La llegada a Sevilla como siempre, algunos se despidieron y otros nos quedamos en alguna tasquilla a recuperar sales minerales con cebada fermentada, que según los expertos es lo que mejor recupera de un intenso esfuerzo y predispone para charlas profundas y filosóficas como las que sucedieron durante la ingesta del precioso líquido rubio y espumoso.
Esperando con verdadera ansiedad la próxima ruta de estos falsos llanos el mes que viene a la sierra de Aracena, nos despedimos aquí de todos, sin olvidarnos de nuestra querida Rocío que ha vuelto a dejarnos a pesar de sus promesas, de Reyes y Antoñita que prefirieron el sofá y tele al sufrimiento de la jornada y de todos-as los que seguís este fabuloso y falso blog de montaña llana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada