sábado, 29 de enero de 2011

TRIPLETE CON SIMULACRO DE RESCATE - 29.01.2011



Esta de hoy ha salido super en todos los sentidos, pronosticaba mal tiempo, pero como ya sabéis que a un verdadero Falso Llano eso no le asusta pues no nos cayó ni una sola gota, durante el transcurso de la excursión tuvimos el privilegio de asistir en directo a un simulacro de rescate con helicóptero del GRAE y para colmo en lugar de hacer dos picos pues de nuevo hicimos triplete.

Bueno, esto es que a las 10:45 aproximadamente comenzamos a llegar al camping Tavizna los protagonistas de esta historia, es decir: Patxi, Maxi, Pepe, Antonia, Pepa, Diego, Antonio, Enrique, Mamen y el que siempre les narra, una decena de falsos llanos dispuestos a coronar el fabuloso pico de la Silla. En el pueblo de origen, ese cuyo nombre parece ser que proviene de tomar el aire, se había quedado nuestro querido Antonio, al que le faltó un poquitín de decisión positiva para venirse él y su encantadora esposa María José y se perdieron la que quizás sea una de las más entrañables rutas que hemos hecho.

Puestas las mochilas en su sitio y localizado el carril que baja al pantano de los Hurones, comenzamos a andar y a sentir las agradables sensaciones que un buen senderista experimenta, es decir, el placer de caminar respirando el aire frío y sano de la sierra, notando como la sangre fluye por las piernas y con la alegría indescriptible de los primeros minutos de la ruta. Al poco nos desviamos de la pista y comenzó la agradable para unos y fortísima para otros, ascensión a la sierra. La verdad es que el grupo de hoy estaba muy conjuntado en lo que a nivel físico se refiere, pues nadie se quedó rezagado en ningún momento, ni expresó quejas de ningún tipo, solo en la primera dificultad que apareció, el grupo se apresuró en tomar una decisión a la hora de saltar una alambrada, dejando completamente solito a este narrador y portador del gps, y pasando un ratillo algo complicado en un mal paso, en lugar de haber esperado las sabias decisiones que casi siempre suele tomar en la sierra el que les escribe??? (ya no tengo abuela).

Pues nada, después del sustillo, Enrique que trabaja para el 112, nos tenía reservada la sorpresa del día, todo un rescate en vivo y en directo, con helicóptero del GREA, en un pequeño claro rodeado de enormes encinas y flanqueado por una gigantesca pared de rocas. Nuestro joven y animoso Pepe se ofreció para hacer de conejillo de indias en el simulacro y nos os podéis imaginar el respeto que da ver acercarse un gigantesco helicóptero, zarandeando las encinas por el efecto de sus rotores, tan cerca que podíamos casi tocarlo, con un ruido infernal, con los especialistas bajando por un cable y atendiendo al figuradamente herido, con pasadas y más pasadas del pájaro metálico para cada acción y con un frío cada vez más infernal. Bueno, es simplemente para haberlo vivido como nosotros hicimos. Y para colmo la despedida final, una vez todo concluido y de nuevo mochilas a la espalda y retomando la subida, escuchamos el enorme ruido del ave dirigiéndose recto hacia nosotros y nosotros pensando que volvía para cobrarse sus honorarios, casi tocando con la punta de los dedos su enorme vientre metálico, nos hizo una pasada de película, dejándonos atónitos y babeantes durante un buen momento. Apoteósico final para una experiencia que por suerte hemos vivido sin haber sufrido desgracia alguna. Gracias Enrique por la confianza depositada en estos falsos llanos y de nada por nuestra ayuda, ofrecida generosamente, en el entrenamiento de este GREA que tanto hace por los senderistas en dificultades en nuestra querida Andalucía.

Y bien, a todo esto, nos quedaba aún por subir a nuestro pico del día. Una vez en la base de la Silla lo de siempre, poyaquestamosaquí por qué no subimos también al Adrión (919 m), pico que figuradamente conforma la parte trasera de la imaginaria silla de montar que parece vista desde la lejanía y que da nombre a esta sierra. Dicho y hecho, foto en el pico en cuestión y rápida bajada e inmejorable subida a nuestra estrella de la jornada: el pico La Silla (920 m) donde en un rinconcito dimos cuenta de nuestra magnífica comida de ruta, que ya tocaba y donde las vituallas comenzaron a salir de las mochilas como viene siendo habitual. Lo de siempre, frío después de comer y bajada rápida en busca del Higuerón (735 m), nuestro tercer pico de hoy. Después de coronarlo la bajada muy fácil y cómoda nos llevó de nuevo a los coches y éstos a nuestro pueblito dormitorio. Reposición de sales minerales gastadas a base de fermentos de cebada con lúpulo y pa casita a la ducha hirviente.

Despedirme ya de todos y todas los falsos llanos que suelen acompañarnos en nuestras fantásticas rutas y que hoy no han podido asistir y citaros para la próxima al Puntal de la Raya (sierra de Líbar).

Salud y falsos llanos.




COMENTARIOS A LA ENTRADA:

Juanjo, ¡¡era Enrique el del 112!! no Antonio.
Pepe.


Gracias Pepe, acabo de corregir el artículo ¡las prisassss!.
A Enrique perdón por el desliz, te debo una.
Juan José.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada