sábado, 18 de febrero de 2012

PICO PINO (SIERRA DE LÍBAR) - 18.02.2012



Ya era hora, por fin estos Falsos Llanos han puesto sus respetuosas botas en el pico Pino (1395 m) de la sierra de Líbar. Largamente esperada esta excursión, no eran las 10: 45 horas, cuando después de haber salido a las ocho de la mañana de nuestro pueblito y haber desayunado en una secreta venta y sin que sirva de precedente, pues botas amarradas y paso firme hacia arriba que nos quedaban casi ochocientos metros de desnivel para llegar al Pino. Subidita muy potente y amena que te permite concentrarte contigo mismo y alcanzar el clímax senderil cuando piernas, corazón y pulmones se acompasan y que te echen lo que sea, que parriba, que vamos a lo que salga y claro, cogido el puntito, pues que mira ese promontorio calizo tan simpático, que mira esa cordada como las que nos gustan a nosotros entre dos vertientes, piedra caliza y sube que te sube pero sin resbalarte que el cuchillar es de los que duelen si caes y casi sin darte cuenta pues arriba del promontorio a tomarnos unos frutillos secos y un refresquito para seguir adelante. Como ha sido Antonio el primero que pisó semanas atrás este promontorio tan chulo, y sintiéndose ya como todo un auténtico falso llano, pues ha tenido a bien el bautizarlo como nuestro segundo pico emblemático Falsos Llanos II. Como os daréis cuenta, tenemos un corazoncito que se nos sale del pecho, no hay cerrito huerfano de nombre del que nos conmovamos y bauticemos del tirón, nuestro Migué, que se ha estrenado el presente curso con su primera excursión, nos ha propuesto, como manitas que es, la fabricación de carteles que den cuerpo a estos fantásticos nombres que ponemos allá por las sierras que pateamos, para que quede constancia física y se hable con propiedad cuando nos refiramos a un monte u otro. Pensamos seguir bautizando por doquier hasta llegar al pico Falsos Llanos M (mil).
Y además, pues pabajo a seguir con nuestro empeño de pisar el Pino. Patxi, Migué, Antonio, Pepa, Antonia, Vicente y el que teclea en el ordenata, de roca en roca hasta el camino que rompe en zig-zag esta hermosa sierra por su extremo occidental y adentrarnos en un precioso bosquete, que actualmente está siendo repoblado con pinsapitos, y dar el último y más bonito tirón hasta la tan ansiada cumbre. Cumbre que no nos decepcionó en absoluto, pues las vistas en trescientos sesenta grados que permite el pico, son absolutamente bellas, la sierra de Líbar con su altísimo llano en medio a nuestros pies, Grazalema bellísimamente recogida y coqueta, los Alcornocales extendiéndose hasta el mar, la serranía de Ronda y sus blancos pueblitos y toda la Cordillera Bética como fondo, hicieron nuestras delicias como consumidores insaciables de belleza natural y fotógrafos digitales.
Bueno, era ya la hora de la comida en serio y ya sabéis, como siempre delicias sacadas de nuestras mochilas, regadas con abundantes bebidas espirituosas y no tanto, postres a base de cacaos y frutos secos y brindis con la petaca de nuestra Antonia y sus “mágicas yerbas” mallorquinas y la de este humilde relator.
Claro, pensaréis que vaya tontería la de hoy que han hecho estos Falsos Llanos, eso lo hace cualquiera, pues claro y también, por qué no hacemos un buclecito hasta la base del Salamadre, bajamos por el llano y cuando nos tropecemos con el peñón de Líbar y su precioso torcalillo, pues lo subimos, lo volvemos a colonizar y pabajo que se nos hace de noche, que ya es de noche, que poneros los frontales no vayamos a caernos, que siempre nos pasa igual, que no tenemos “jartura”, que pa un día que la ruta era humana…..

Bueno, bueno, creo que lo hemos dicho más de una vez, si queréis emociones fuertes para vuestras piernas, ya sabéis, no faltéis nunca a ninguna de nuestras excursiones, pero que si sois sensatos, mejor que os quedéis en el sofá, tele….. pues los auténticos Falsos Llanos no perdonan nunca la oportunidad de subir a alguna peña que nos coja de camino. Como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.



COMENTARIOS A LA ENTRADA
Bueno, parece ser que el promontorio calizo del que hablamos en esta ruta y bautizado como Falsos Llanos II, tiene nombre en los mapas del IGN, en concreto al conjunto de cerritos existentes en el lugar les da el nombre de Cerros del Espino.
Po bueno, po ya pillaremos otro pa bautizar...

Juan José.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada