sábado, 29 de diciembre de 2012

MALAVER - 29.12.2012


Vaya pedazo de vacaciones que llevo este año. En el octavo día de las mismas y con ésta son cuatro, cuatro pedazos de rutas que llevo en mi cuerpo de falso llano auténtico. No acababa de llegar yo de un viajito y dos rutitas en el haber, cuando mi compañero Antonio llamaba a casa y me ponía en el compromiso de realizar al día siguiente la subida al Malaver, que teníamos aplazada desde hacía demasiado tiempo, claro a mí me es prácticamente imposible rechazar una oferta semejante, así que no eran las 11:00 horas, cuando Antonio y yo, mochilas a la espalda, comenzábamos la fuerte subida con la que comienza la conquista del  Malaver (Montecorto). De nuevo un pedazo de día al principio de la jornada, de esos que te hacen sudar y que poyaque parece que hay esparraguillos pues vamos a aprovecharlos, que la rutita de hoy es fuerte pero corta. Dicho y hecho, el manojito de espárragos comenzó a aumentar y las eses en la fuerte pendiente a agotar y romper nuestras queridas piernecitas. A lo tonto, a lo tonto y cuando nos dimos cuenta, estábamos a la altura del castillo árabe El Moral y frente justo las ruinas romanas de Acinipo o Ronda la Vieja. Un pelín más de subidita, salto de una vallita guapa puesta adrede pa saltarla y a faldear un trecho hasta enlazar con las ruinas de lo que parece debió ser una torre vigía árabe, a la cual le han hecho un acceso de madera en forma de escaleruela to endeblita y que sin miedo, no se puede decir lo contrario, pues fue convenientemente superada y mogollón de fotografías en su cumbre, magnífica en vistas. Bueno, unas nubecillas de color poco adecuado, comenzaron a llegar de la cercana Grazalema y como las previsiones eran de lluvia por la tarde, pues Antoñillo que vámonos parriba ligero antes de que se nos estropee el día. Pues parribatoduntirón, pasando por un montecillo previo al Maraver, subida-trepadita al mismo y salto de magnífica valla para hacernos las fotos de rigor en el vértice geodésico como falsos llanos mandan. Parece que la zona es privada y sus simpáticos dueños nos ponen obstáculos para ser convenientemente salvados por nuestra pericia saltavallas.

Bien, comida al resguardo del fuerte viento, y bajada que iba a ser al principio a media ladera, contraria a la que habíamos subido, pero que mi compañero no supo interpretar bien en su cacho gps y que el mío se había negado a cargar la noche anterior. Bueno, po mejor, más ligerito pabajo, acabar la jornada por el senderillo local que habíamos comenzado por la mañana y aunque me dé vergüenza decirlo, no eran las 16:00 horas cuando la excursión dio fin.
Y como al mal tiempo buena cara, pues al bareto de marras en Montellano, donde hoy nos hemos puesto ciegos de buñuelos con miel y café, que normalmente nunca pillamos por las altas horas a la que acabamos las rutas.
Volver a dar las gracias a Antonio por llevarme a esta subidita y no os lo perdáis, por invitarme mañana a la subida de La Concha, en Sierra Blanca (Marbella), con unos amigos suyos malagueños to enrollaos y que en la siguiente crónica os narraré.
Como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada