domingo, 24 de marzo de 2013

CIRCULAR POLJE DE LA NAVA - 24.03.2013




Y bueno, estábamos el Sábado por la tarde con el mono de sierra por culpa de tanta lluvia y tras una llamadita por teléfono, pues el Patxi, el Antonio y el que escribe, quedamos para el día siguiente, Domingo de Ramos y hacernos una rutita tonta, ya que la predicción era de lluvia, por allí por donde el polje de la Nava, entre Zuheros y Cabra y entretenernos buscando algunos fósiles.
Bueno, el día más gris no podía estar y para colmo, a medida que nos acercábamos a las Subbéticas, más negro y amenazador se ponía el simpático día. No teníamos claro por dónde empezar, si por la ermita de Cabra o por el cañón del río Bailón en Zuheros, así que casi sin pensarlo demasiado, nos pasamos el cruce de Priego y del tirón al cañón. Ya Antonio nos había advertido que había que cruzar varias veces el río, dentro del cañón y que a ver cómo iba de agua después de tantas lluvias… Bah, qué más nos da a nosotros auténticos Falsos Llanos del grupo extremo. Sí, sí, de momento, no eran las 11:00 horas, cuando mochilas a la espalda comenzábamos a subir la cuesta que nos llevaría al inicio del precioso cañón. La lluvia había comenzado nada más llegar al aparcamiento y continuó durante toda la subida y parte del recorrido por el senderillo hasta llegar al primer cruce del río. Po bueno, estos tres fornidos senderistas, al ver la velocidad del agua y el paso inundado, pues en lugar de quitarse las botas y meterse hasta las rodillas y cruzar sin amilanarse, pues que parece que hace mucho frío, que va a seguir lloviendo y que el agua tiene que estar mu fría. Así que a bichear otro paso y que al no encontrarlo pues que vámonos a lo de la ermita…. ¡Vaya!, ¿Hacia atrás y volver a coger el coche otra horita? Oye y esa sendita tan mona que parece que sube por la cordada y que a lo mejor nos lleva al polje por otro lado???   Po dicho y hecho, parriba y en continua ascensión por toda la cordada norte del polje de la Nava, con un paisaje calizo muy parecido al de nuestra querida Grazalema, hasta que nos pareció que si bajábamos nos tropezaríamos con la zona de las cascadas y yacimiento de fósiles que íbamos buscando. La verdad es que no se nos resiste ya casi nada, en efecto, tras cruzar el río por un paso vadeable, ya que aquí en el llano  la lámina de agua tenía muy poca profundidad, pues nos tropezamos con las chorreras, como las llaman aquí y donde gozamos con las magníficas cascadas que origina un arroyo súper crecido, al precipitarse por una zona de grandes rocas. Fotos a mogollón, bocata de segundo desayuno y palante hasta dar con una cantera abandonada donde abundan los fósiles y se puede observar una roca lisa, inmensa, que no es ni más ni menos que el fondo de un antiguo mar, donde los restos de animales prehistóricos han quedado grabados y dibujados en la misma. Más fotos a los restos encontrados, comida sentados en los restos de dicho mar y a seguir que volvía a ponerse feo el día. En efecto al poco comenzó de nuevo la lluvia, al poco a levantarse más aire del debido, al poco a granizar de verdad, al poco a comenzar de nuevo a llover, que pa como está la tarde que más nos da volver por el cañón y mojarnos en el río, si ya estamos caladitos, que bueno, que palante y que al poco, una nueva sendita se nos interpuso en nuestro camino y que de forma ascendente intuimos que nos sacaría del cañón y nos llevaría a la carretera que baja a Zuheros desde la cueva. Po bueno, como a pesar de ir empapados, aún nos resistíamos a meternos de lleno en el río, pues sendita parriba y enlazar, efectivamente, con la referida carretera, que nos bajó al pueblo y a nuestro coche que nos llevaría de regreso a nuestras casitas.
Al final nos merendamos casi veinte kilómetros, la mayor parte de ellos bajo la lluvia, en un día que pretendíamos tan solo distraernos buscando tonterías para pasar el tiempo.
Hasta la próxima y como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada