sábado, 31 de mayo de 2014

TRES GARGANTAS - PIEDRA ORÁ - ALCORNOCALES - 31.05.2014




Comentaros que la última excursión del presente curso, se suspendió al coincidir con la Feria de Sevilla. Elaboramos el calendario en verano y no podíamos saber que la feria fuese a caer tan lejos del mes de Abril como ha sucedido este año. Ya recuperaremos el curso que viene la ruta programada y a continuación os relatamos la última experiencia de los arriesgados TRAGOS LARGOS.

Bueno, bueno, el grupeto extremo de Falsos Llanos, o sea, los Tragos Largos, temiendo que fuera a llover en las estribaciones de Sierra Nevada donde pensaban hacer la cordada de los Alayos de Dílar, pues se lo pensaron mejor y decidieron irse a los Alcornocales, donde como siempre, tenían preparada tres rutas en una, es decir, una machaca piernas de tres gargantas, barrancos o canutos, como prefiera cada uno llamarle a cargo del Patxi, el Antonio y el que narra.
Así que no eran las 10:00 horas, cuando antes de ponernos las mochilas a las espaldas, una valla impedía que el coche pudiera llevarnos al inicio de la ruta. Estos Alcornocales nos tienen fritos ya, cuando no nos sale un guarda echándonos patrás, nos sale otro con un perro y lo mismo, o nos ponen una valla pa que el coche no pase, así que un poco moscas, dejamos el coche donde pudimos y ahora sí, con to el equipo encima, carretera palante hasta dar dos kilómetros más allá con el inicio de la ruta.
Tres gargantas hermosísimas teníamos hoy la intención de patear, tres canutos como les llaman en este bellísimo parque natural, nuestra joya botánica sin parangón en toda Europa, que por algo los guiris fletan aviones para sus universitarios, vía Gibraltar, y a estudiar y gozar tanto de la avifauna del parque como de sus joyas botánicas. Así que primeramente por una pista forestal excelente hasta dar con el comienzo de la Garganta del Parroso. Trepadita primeramente por una lasca de piedra arenisca casi vertical, una gozada, bicheo de la zona y pabajo de nuevo a la garganta, por un senderillo montañero precioso para gozar todo el rato con una subidita continua, por dentro de la bóveda de un estupendo bosque de quejigos nuevos y centenarios, salpicado de majestuosos alcornoques y el bosquete de ribera en el mismo arroyo del Parroso. Es curioso que hoy que íbamos buscando el endemismo emblemático del parque, es decir el rododendro u hojaranzo, que en esta época está en flor, pues ni una florecita pillamos oye, que parece que se las habían llevado los guiris esos que tanto por saco nos dan… Así que nada, a seguir subiendo, a seguir sudando, que ya se nota la época en la que estamos, y llegar a la cumbre del monte donde nos tomamos un refrigerio rápido y a bajar por toda la cordada amplísima, dar con un camino y dejarlo al rato que a los Tragos Largos nos fastidian mucho estos caminos forestales tan amplios y cómodos. Para terminar de bajar del monte, cogimos por un añadido realizado sobre el mapa y sorpresa que al momento nos tropezáramos con una mole de rocas en la cual unos abrigos con sus correspondientes arcos de piedra, nos hicieron deleitarnos y por supuesto a hacernos nuestras acostumbradas miles de fotos.


A seguir y conectar de nuevo con la pista que al poco nos dejó en el segundo barranquito del día, la Garganta del Agua, de nuevo con su preciosa sendilla, que se perdía las más de las veces y otra vez el magnífico bosque umbrío, con suelo tapizado de helechos y ramas arbóreas tapizadas también de abundantes Polypodium cambricum y Davalias Canariensis, helechos pequeños. De nuevo conseguir llegar a la cumbre del monte y de nuevo una pista forestal que nos llevaría a uno de los objetivos de hoy, la piedra Orá, hermoso arco caprichoso de piedra caliza, en medio de un tupido bosque mediterráneo y que hizo las delicias de los más fotógrafos.
Comida en regla en semejante paraíso, siestecita del más dormilón y aficionado redactor, anécdotas interminables por parte del Patxi, fotos en to lo alto del arco y a seguir por la pista ya de vuelta hasta la intersección del arroyo de talavera, que también sobre el mapa habíamos diseñado y a la aventura de nuevo, atravesando ahora marañas de brezos intercalados con espacios más o menos abiertos y que en fuerte bajada y pegados al arroyo, nos permitió acortar el camino y volver a disfrutar de nuestra tercera garganta del día.
A la feliz salida de la misma, tan solo nos quedaba una larga y aburrida pista forestal y el trozo de carretera cortada de por la mañana, así que a la vista de una imponente mole rocosa, pues nuestro Antonio que claro, que como vamos a dejar pasar dicha mole sin investigar un poco sus abrigos y arquitos preciosos, así que como ya lo conocemos, pues a no perder tiempo, que eran ya las 19:00 horas, y parriba a bichear estupendas formaciones areniscas, sin rastros de pinturillas rupestres, tan solo un par de manifestaciones de homus ibéricus deficienticus en algún hueco y que cada vez más nos hacen pensar más en que la mejor protección del medio natural y artístico es la absoluta ignorancia de su ubicación, por desgracia siempre hay gente que aunque sea capaz de hacer un esfuerzo físico importante, destroza y estropea el lugar de mil maneras distintas.
Bien y además, pues terminar diciendo que al poco llegamos a nuestra pequeña nave voladora, la cual nos devolvió sanos y salvos a nuestro pueblito de referencia donde recuperamos sales minerales perdidas en nuestro baretillo de marras.

Sin más y hasta la próxima y como siempre:


SALUD Y FALSOS LLANOS.





COMENTARIOS A LA ENTRADA:

Por si fuera interesante o de utilidad para esa asociación o para sus afiliados, tengo publicado el siguiente blog:

http://plantararboles.blogspot.com

Se trata de un manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud
José Luis Sáez Sáez


COMENTARIOS A LA ENTRADA:

Pues se agradece la información, que estoy seguro será de mucha utilidad, para los que como nosotros disfrutamos tanto con los pocos bosques casi vírgenes que nos quedan.

SALUD Y FALSOS LLANOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada