sábado, 20 de diciembre de 2014

SIERRA DE SAN JORGE - 20.12.2014



Pues sí, estábamos el Patxi, el Antonio y el que escribe sin nada mejor que hacer y se nos ocurrió para aprovechar el Sábado el irnos a la Sierra de San Jorge, en lo que se conoce como el Arco Calizo Central, formado por numerosas sierras, las cuales, la verdad, es que ya nos quedan pocas por patear, y es enorme…
Así que no eran las 10:45 horas, cuando mochilas a las espaldas, dejábamos nuestra nave voladora en un sitio conocido como la Fuente de los Cien Caños, nacimiento de un riachuelo que va a parar al Guadalhorce que también acaba de nacer por aquí mismo, en el término municipal de Villanueva del Trabuco (Málaga) y con muchísimas ganas y algo de mono por andar, la lluvia nos fastidió el fin de semana anterior, pues mañana fresquita, rodada suave al principio para hacer piernas, fotos a la preciosa y enorme fuente y salir por fin de la pista forestal por la que fuimos durante al menos tres kilómetros hasta localizar un senderillo paralelo a la misma. Ahora sí, ahora la pendiente se iba extremando cada vez más, pero la mañana acompañaba al esfuerzo físico y el mental ya lo poníamos nosotros. Al fin dejamos la compañía de la pista que se perdía en otra dirección y nosotros por nuestro senderillo, más bien de cabras, seguíamos en fuerte ascensión hasta nuestro primer piquito del día y cumbre más elevada de esta sierra, el Alto del Tajo Tello (1414 m), previamente y para nuestra agradable sorpresa, tuvimos que trepar por una crestería magnífica, disfrutona, cortita pero muy inclinada y después de hacernos sufrir alguna que otra asfixia, coronar y tomarnos nuestra primera naranjita del día. Vistas inmensas de toda la sierra y mucho más allá, Sierra Nevada a tiro de piedra, grandiosa y nevada a tope y el resto del Arco Calizo Central a nuestros pies, con los Tajos de Sabar, colonizado hace poco tiempo, delante de nosotros.


Bueno, ahora pabajo dando un pequeño rodeo para salvar la crestita y hacia el Tajo Tello, situado en dirección contraria a la que traíamos y por supuesto campo través, sorteando las rocas y vegetación abundantísima en la zona. Al poco, de nuevo en otro mirador privilegiado, un descansito pequeño aprovechado para nuestras charlitas y para que se nos olvidara buscar las vías ferratas que existen en este hermoso lugar. Este ayuntamiento está promocionando mucho la zona, existiendo en el mismo desde rutas de senderismo, vías ferratas, pistas de despegues de parapentes, un comedero-merendero gigante para los que menos andan, carreras de cross por la sierra, etc. etc..

Pues de nuevo ahora en fuerte bajada hacia una enorme dolina, con una charca propia que en algún sitio he leído como laguna de San Jorge???...caballos asilvestrados y las ovejitas de rigor por doquier, buscar una hermosa encina y ahora comer en regla nuestras famosas viandas, charlas agradables y de nuevo por otra crestita la mar de mona, pues a seguir trepando hasta el siguiente piquito. Nuestra intención hoy, era patear lo más exhaustivamente la sierra, colonizando to los piquitos posibles habidos y por haber, aunque alguno se nos escapó, por lo que de nuevo dirección a otros cuantos que nos pillaban casi de camino y decidir al final de los mismos el ir buscando la salida a la sierra, pues iba quedando poco tiempo de luz. Así que dejamos para otra ocasión el visitar una crestita separada de esta sierra por una manga muy apañada, y que al ir bordeándola para salir de la ruta, vimos que estaba fuertemente alambrada e incluso al final de la misma, el camino que cruza dicha manga está cerrado con una enorme cancela y advertencias para que no se cruce, así que posiblemente nos quedemos sin patear la tan simpática crestita…

Bien, pues ya prácticamente de noche, llegada al coche, recuperación en nuestro bareto de Montellano y sin más y como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada