sábado, 28 de noviembre de 2015

SIERRA DE LAS CABRAS (ALGAR) - 28.11.2015



Bueno, en los Alcornocales existe también otra sierra de las Cabras, además de la que está en el Arco Calizo Central, al ladito del Torcal de Antequera y su pico Cabras (1283 m), ya pisado por estos Falsos Llanos, cada vez más disminuidos, gratos eran aquellos días en los que nos juntábamos más de quince senderistas aguerridos-as y po bueno, que dos en la montaña ya es suficiente, así que no eran las 10:00 horas, cuando el Antonio y el que escribe se ponían en camino para pisar el pico Sierra de las Cabras (667 m) en la sierra del mismo nombre. No tiene ningún aliciente especial esta rutita, tan solo el poder decir que hemos estado en ella y la conocemos y si contamos que encima los desalmados de los cazadores, léase: persona que comete acciones crueles sin mostrar pena o compasión, especialmente contra personas o animales, hicieron acto de presencia a mitad de la ruta, pues nada, que mañanita agradable y que a subir a nuestra crestita del día, muy ancha en su parte alta y cómoda de andar y al momento, es un decir, ya estábamos pisando nuestro piquito. Vistas agradables, que no impresionantes y pabajo a ver si acabamos prontito y nos tomamos unos biñuelos en nuestro bareto de Montellano.
Bajada por una pista forestal algo aburrida y lo más interesante del día, el cruce del barranco de La Boca de la Foz, en la misma Garganta del río Bogas. Muy entretenido, vegetación exuberante, por el mismo cauce muchas veces, por lo que si lo cruzáis en épocas de mucha lluvia, no es recomendable, posiblemente imposible de cruzar, tan solo seguir los senderillos y no os preocupéis que es imposible perderse, tan solo volver patrás y recuperar el lecho del arroyo o algún caminillo, la verdad que a veces es algo agobiante por el exceso de vegetación así que procurad hacerlo con bastante luz. Al comienzo de la garganta nos encontramos con los primeros desalmados, encima con una niña bastante jovencita a la que ya estaban enseñando a disparar a todo lo que se mueva, así que padentro de la garganta y a disfrutar de la mejor parte de la jornada.
Para acabar la ruta, hay que cruzar una zona, parece que privada, con valla y cancela que por la mañana estaba abierta y por la tarde cerrada, pero con el candado sin echar. Se puede evitar por la derecha buscando la valla semi destruida. Igualmente más desalmados disparando a pobrecillos pajaritos llamados zorzales y que rapidito no nos vayan a confundir, que no me fío ni un pelín…
Comentar que realmente lo que merece la pena de la ruta es la garganta de la Foz, así que recomiendo hacerla de un sentido al otro y a disfrutar de dicho paseíto y sin más y como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada