sábado, 2 de enero de 2016

CORDADA SIERRA LOS POLLOS (SUBBÉTICAS) - 02.01.2016



Curioso nombre el de esta sierra de hoy: de Pollos o de Jaula, entre Carcabuey y Priego de Córdoba, casi ná, en plena Subbéticas cordobesas, así que no eran las 10:05 horas, en una mañana fría, húmeda, con neblina y al poco lluviosa, cuando el Antonio y el que escribe se ponían a subir en fuerte pendiente, por una pista forestal, hasta llegar al collado que divide a esta pequeña sierra en un apéndice hacia el este que al atardecer investigaríamos. Comenzaron a caer algunas gotas y a ponerse feo el asunto, pero ya que estábamos allí po parriba, a lo bestia y sin senda, hacia la crestita que hoy teníamos en mente realizar, para poder decir que ésta sierra también está colonizada por estos Tragos Largos, supervivientes de los Falsos Llanos originales. Cuerdita muy asequible para nosotros, incluso con el capote puesto y pisándotelo a cada instante, pero de momento y por culpa de la niebla ni flores de paisaje ni ná de ná, así que a seguir trepando y riscando entre las rocas, a agarrarnos a una vallita puesta allí para ayudar a los cabritas que hacemos estas rutas??? y poco a poco ir despejándose el ambiente, comenzar a aparecer con toda su majestuosidad hacia nuestra izquierda la imponente cordada del pico Bermejo (1474 m), pisado por estos senderistas en su momento, día aquel de muchísimo frío y aún más fortísimo viento, subida inicial canalla por un destrepe de rocas sueltas, luego ladeando por una pendiente infernal con neveros salteados y llegados a la cresta del pico un frío glacial que no nos permitió siquiera comernos los bocatas parados sino que tuvimos que ponernos en movimiento para que la sangre circulase… podéis recordar la ruta en este enlace: pincha aquí.
Bueno, comentar también que al poco, al despejarse nuestra vista al frente, hacia el oeste, apareció la cordada de la sierra de Gallinera, de curioso nombre también y también pisada por nosotros en su momento. Final de la cresta de hoy y comenzar a bajar de la misma, bastante tempranito, a lo bestia continuábamos, hasta dar con un caminillo que nos internó en un precioso olivar, ya de camino de regreso. Comida en algún sitito adecuado y continuar hasta llegar de nuevo al collado de la mañana, donde nos desviamos para realizar también la cordadita en la que el citado collado divide a los Pollos. Aquí si tuvimos alguna experiencia de montañeros, pues entre la espesa vegetación y algún que otro pasito delicado, pero delicioso, llegar a un caminito que nos conduciría al coche pero que al localizar una torre vigía, probablemente árabe, decidimos seguir la cordada hasta dar con la misma, fotitos de rigor y patrás, a llegar de nuevo al coche que nos llevaría de regreso, parando antes para comprar el riquísimo aceite de Carcabuey a pie de carretera.


Y sin más y hasta la próxima:

SALUD Y FALSOS LLANOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada