domingo, 19 de septiembre de 2010

CHIPIONA - SANLÚCAR - 18.09.2010



Pues si, ayer comenzamos nuestro fabuloso calendario de senderismo con una ruta que de hecho, es ya para este grupo, toda una clásica. Esto es, un agradable paseo por la playa desde Chipiona a Sanlúcar de Barrameda, cuna de la inmejorable e inimitable manzanilla, obtenida gracias al microclima tan especial de humedad y temperatura que se da en esta ciudad y que hace que los caldos pajizo amarillos, que en Jerez se tornan en vino fino, aquí se tornen en finísima y exquisita manzanilla tras la aparición del tan codiciado velo de flor que realiza el milagro.
Bueno y si yo no entiendo de vinos ¿por qué me habrá salido toda esta parrafada?. Yo a lo mío, en efecto eran las nueve de la mañana cuando estos Falsos Llanos se reunían en el lugar habitual, con la agradable sorpresa de ver incrementado su número con cinco nuevas incorporaciones, del propio gremio en su mayoría como viene siendo habitual. ¡Ah!, también se ha vuelto a reincorporar nuestra inimitable Rocío, largamente esperada y casi olvidada, la cual promete no volver a dejarnos por nadie.
Una vez en la rotonda dedicada a Rocío Jurado, en la sevillanísima Chipiona (que me perdonen los caitanos), cogimos camino “palante” y después de sofocar un conatillo de rebelión discordes con la dirección a tomar, enfilar la playa con toda su marea alta en apogeo, y tras rebasar el búnker, los primeros años tan fotografiado, comenzar a caminar por donde más nos gusta a estos falsos llanos: campo y roca a través que los caminitos son “pa” los pijos. Bueno, pues mi asombro al cabo de un rato, viendo como se desenvolvían nuestras nuevas compañeras por estos terrenos, con agilidad felina, destreza, ahínco y amor propio, sin decir esta boca es mía, y no como otros-as, y el ritmo que en un momento dado ellas mismas impusieron, hizo que mi espíritu se ensalzase y alegrase en extremo, simplemente pensando en las pedazos de rutas que nos esperan de aquí en adelante.
Las bañistas empedernidas del grupo, acostumbradas como están a bañarse allá donde vayamos, pues eso mismo, al agua que por lo visto estaba de miedo. Con estas, llegamos casi sin darnos cuenta a Sanlúcar y de cabeza a nuestra bodeguita preferida, la que está junto a la casa museo del mar “Las caracolas”, y como su fama está subiendo como la espuma, estaba que no se cabía. Vamos a tener que dejar de dar detalles en este blog, que luego los millones de asiduos lectores que tenemos pasan las informaciones y todo se masifica. Pues bien a partir de aquí lo habitual, de una tasca en otra, pescaíto, tortillitas, patatitas aliñá, gambitas, cervecita, manzanillita y todos los ita del mundo entero. Tras ver con muchísima pena y decepción el final de la etapa de nuestra vuelta ciclista, con su llegada a la Bola del Mundo, tomamos de nuevo la senda playera, ahora con una estupenda marea bajísima, y en agradable y continuo paseo hasta Chipiona donde los coches esperaban pacientemente.
Bueno ya sabéis, se ha abierto el curso senderil, las rutas son muchas y variadas como podéis ver en la programación de abajo. Los buenos momentos y grandes esfuerzos bien sudados han comenzado. No seáis tontos, los amantes de la buena vida de sofá y tele, no se os ocurra seguirnos nunca, pero si queréis pasar un Sábado sufrido pero con vistas increíbles, en sitios de ensueño y aquí en nuestra propia tierra, lo vuestro son Los Falsos Llanos.
Un saludo a Vita, Pepa, Mónica, Ángeles y Marcela, nuestras nuevas compañeras de fatiguitas a las que el veneno del caminante tiene presas, a Rocío para que no nos vuelva a dejar, y al resto del grupo, los veteranos-as, para que no pierdan nunca el espíritu esencial de estos Falsos Llanos: riesgo, sudor y amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada