jueves, 24 de marzo de 2016

ALCORNOCALES - SUBIDA AL PICACHO - PRIMOS-AS - 24.03.2016



Bueno, este año tocaba subir al Picacho (883 m) con los primos, quizás el pico más emblemático de Los Alcornocales, el bosque mediterráneo mejor conservado de toda Europa, así que no eran las 12:20 horas, este año un poquitín más temprano ????, cuando un numeroso grupo de senderistas y senderistos, entre primos, amigos y gente de bien, aparcábamos donde podíamos, los mejores sitios estaban ya ocupados claro, un poquitín de carretera y a pasar la portilla donde la foto de grupo antes de la hermosa subidita que nos esperaba.
Los más chiquillos como siempre al principio casi corriendo, los más veteranos guardando fuerzas, que ya conocemos a este guía, que menos mal que es de la familia, y que ya estaba pensando que tal vez fuese posible después de coronar el Picacho, pues acercarnos al bosquecillo de robles melojos escondido del común de los mortales y donde pensaba yo podíamos almorzar. Si, si, almorzar, la subidita muy cómoda al principio, por el Canuto de Puerto Oscuro, una gozada, tralará, tralará, fotito de grupo en la charca donde se refleja el pico en cuestión, llegada a un bosque de alcornoques fantásticos, sitio donde se quedan las familias cuerdas a pasar el resto del día, pero nosotros no, nosotros parribatoduntirón, a seguir gozando de la subidita hasta que los niños se nos cansaron y primera parada para reponer del día. Claro las paraditas no son paraditas, son súper paradas en condiciones, donde los embutidos y bocadillos de todo tipo acompañados de todo tipo de bebidas salen por arte de magia de las mochilas tan sudorosamente cargadas. Así que al buen ratazo, pues a seguir subiendo, ahora por una sendita muy montañera y preciosa y a ir cogiendo altura y vistas inigualables, por supuesto para ser fotografiadas con todo el tiempo del mundo por delante. Otro tironcito y llegar al puerto donde girando a la izquierda nos sube al Picacho y si cogiésemos hacia la derecha nos llevaría a la cordada Picacho-Algibe…
Las fuerzas iban decreciendo por momentos, esta parte final se empina un poquito y algunos resollaban ya de manera ruidosa, así que a no mirar patrás y seguir parriba, parriba hasta llegar a la cumbre donde unos arbolillos de manera automática hicieron que la mayoría se desprendiese de sus mochilas y dijese aquí y ya no más, me como to lo que me queda y me bebo hasta el sudor de la camiseta. Así que a muy poquitos metros de la cumbre propiamente dicha, pues a comer y reponer y charlar y charlar que esta familia de eso entiende un montón.
Unos pocos, después de comer en regla, pues subimos a contemplar las maravillosas vistas del Picacho, fotos de emoción y pabajo, de vuelta por donde mismo hasta el puerto mencionado más arriba. Aquí el guía, ese de las ocurrencias fantásticas, pues que lo mismo os enseño un bosquecillo de robles muy escondido y terminamos bajando por el mismo Puerto Oscuro. Así que sin escuchar a su mujer que advertía que mejor pabajo por donde mismo, otra subidita que dejó sin papeles a más de uno y al convencerme que no era razonable seguir con mi cabezonería, pues patrás, a enlazar el puerto de nuevo y comenzar la bajada de la senda gloriosa donde algunos se dejaron literalmente las botas y a la foto me remito y acabar la ruta sanos y salvos y con muchas, muchas ganas de que este guía de primo o primo de guía, nos vuelva a llevar el próximo año a otra fantástica ruta de cualquiera de nuestras fantásticas sierras andaluzas.

Sin más y como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada