sábado, 12 de mayo de 2012

TORCAL ANTEQUERA - CAMORRO ALTO - 12.05.2012



Pues sí, hoy siete Falsos Llanos, tres de ellos auténticos ya que portaban la camiseta con nuestro flamante logo, hemos hecho la última ruta programada de este curso. El Torcal de Antequera se nos estaba resistiendo por culpa del tiempo desde hace ya tres años, y éste, de nuevo otra vez, la semana pasada, pues nos la volvió a jugar, pero sí, sí, simplemente hemos esperado una semanita y no veas la caló que ha hecho hoy, caló de verano, caló de Andalucía, caló perruna e inhumana, la brisa constante y fresquita que hemos tenido durante casi todo el día es lo que ha hecho posible que esta excursión haya sido una gozada y no un sufrimiento.
Y además, pues no eran las 8:00 horas, cuando Sole, María José, Susi, Patxi, Maxi, Antonio y el que siempre escribe, salían de Tomares en dirección al Torcal de Antequera, previa parada a desayunar, para contentar a algunos, pero que ya no tendrá nunca más continuidad, pues llegamos a las 11:00 horas al Torcal, mochila a las espaldas y a visitar el famoso Tornillo, miles de fotos y parriba a internarnos de lleno en el maravilloso roquedo de la fantasía, donde cada formación estimula la imaginación para darle forma de tal o cual objeto. Día luminoso y claro como pocos, hemos divisado y localizado sierras que nunca antes habíamos adivinado, la sierra de las Cabras a tiro de piedra, la dorsalita del Chamizo Alto, el monte Huma, la sierra de las Nieves, Grazalema, la Maroma, Sierra Nevada magnífica, el Aljibe, la Concha, la…..
Bueno, pues tras muchas sierras y muchas fotos y muchas rocas de formas imposibles para el entendimiento, pues palante hasta dar con la base del Camorro Alto, cima que hoy queríamos pisar y deleitarnos con sus vistas. Claro, pero antes había que subirlo, pendiente extrema con pedregales resbaladizos, matorral y menos mal un airecito que nos hacía revivir, que si llega a faltar la palmamos en el intento. Bueno la cumbre inmensa, con trescientos sesenta grados de panorámica tontera pa nosotros, a disfrutar, a fotografiar, a quedarnos sin respiración con el inmenso cortado hacia el norte y a sacar las viandas que eran ya las cuatro de la tarde y aún no le habíamos dado satisfacción a nuestros estomágos como falsos llanos mandan, esto es, cervecitas muy fresquitas, bocadillos de tortilla, jamón, chorizo, queso, vino tinto Barbazul de nuestro Patxi, más andalú ya que alguno de los presentes, frutos secos y también fruta, mucha fruta para quien ya sabéis, chocolates y brindis en la cumbre con la poción mágica que elabora este que escribe tanto.
Bueno, pues para abajo, a salvar la fuerte pendiente por donde mejor nos pareció, a volver a internarnos en el Torcal, a sudar de lo lindo en la pendiente que se las traía y un pelín antes del final, pues el grupo se dividió y algunos en línea recta se fueron a los coches a esperar a los otros que volvieron a marearse haciendo zig-zag entre las magníficas piedras del torcal. Antonio y María José se fueron antes para hacer noche en Guadix y mañana atacar el Chullo, que maldita sea me va a ganar subiéndolo antes que yo, po bueno, po ya lo subiremos nosotros también. Llegada a las 21:00 horas a los coches, rendidos, sudados, casi deshidratados, pero felices y contentos como unos falsos llanos y pa Sevilla a rehidratarnos en un bareto cualquiera como siempre, pero esta vez a altas horas de la madrugada.
Desde aquí un saludo especial a todas y todos los verdaderos Falsos Llanos que nos habéis acompañado, aunque haya sido una solo vez este año. Deciros como siempre que no se os ocurra faltar ni a una sola de nuestras fantásticas excursiones, donde el buen caminar, charlar, comer y beber, no faltarán en ninguna. Que comencéis desde el primer día para ir cogiendo forma y lograr las metas que nos proponemos y que siempre conseguimos. Que os hagáis de una camiseta con nuestro fabuloso logo, pues de lo contrario nunca llegaréis a ser auténticos Falsos Llanos y además notaréis cómo con ella una fuerza interior os empuja hacia arriba, siempre hacia arriba, hacia las cumbres donde los paisajes son siempre de ensueño y el corazón se hincha de felicidad senderil. Bueno, este final de curso me ha salido un poco cursi, lo siento.

Hasta el próximo curso, ya sabéis:

SALUD Y FALSOS LLANOS.




COMENTARIOS A LA ENTRADA:

Una vez más mereció la pena el esfuerzo. Llegar a la cima y ver el panorama nos hacía sentir lo que somos. Paisaje grandioso. Lo peor la bajada, lo mejor estar ahí junto a los que amamos la naturaleza y hacernos saber de lo que somos capaces.
Susi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada