domingo, 5 de mayo de 2013

CRESTERÍA PEÑA NEGRA - 05.05.2013




Bueno, estas cosas comienzan así, oye el Sábado no puedo salir a la sierra, tengo comuniones, compromisos varios, etc… ¿y si nos hacemos una ruta sencillita el Domingo? que el Lunes hay que trabajar ¡ehh! Po bueno, pa qué viadecí que no, Patxi, te viene con el Antonio y conmigo el Domingo a una rutita cómoda???
Bien, dicho y hecho, una vez satisfechos los compromisos del Sábado, pues no eran las 11:30 horas del Domingo, cuando mochilas a las espaldas, el Patxi, el Antonio y el que escribe, parribatoduntirón, hasta la cueva en la base de la Peña Negra, en el Arco Calizo Central (pasado Antequera). Como nos la merendamos sin darnos cuenta, pues otro tirón fuerte hasta la cruz que inicia la crestería de esta súper potente peña. Nada, nada, estábamos en la plenitud de forma, pues nadie se quejaba, la pendiente extrema de la dichosa peñita, aún no hacía mella en nuestras piernas, así que otra vez parriba, después de las consabidas fotitos, y venga subir piedra desnuda y caliza, vengan saltitos, vengan pasos delicadillos y a ver dónde está el paso comprometido que algún grupillo comenta en su blog que hay que extremar la atención. Bueno, pues sin darnos cuenta, el pasito en cuestión llegó y sin darnos cuenta fue superado por los tres senderistas de hoy y su correspondiente filmación al paso del Antonio. La verdad que algo de sustillo sí que da, pero como a la derecha del paso el patio no es muy acusado, pues no se mira a la izquierda donde el gran patio y ya está, si, si, pero entre la fortísima pendiente, el equilibrio entre las peñas y el desgaste de adrenalina en los pasitos, pues si que si, una sencillita para el domingo, que el Lunes hay que trabajar, desde luego algunos se ponen a planificar y no afinan ni por equivocación, menos mal que era Domingo, que si llega a ser Sábado, me veo cruzando el Arco Calizo Central de extremo a extremo.

Po bueno, aún no habíamos ni probado bocado, así que otro tironcito de fortísima subidita suave para el Domingo y en dos horas habíamos llegado a la cumbre de la Peña Negra. La verdad es que la Primavera está rompiendo todos los moldes, entre que la cumbre estaba tapizada de una alfombra de florecillas lilas y los 360 grados de paisaje sin nada que estorbara a la vista, no cambiaba yo el esfuerzo realizado por nada en el mundo, ni aunque fuera Domingo y tocara descanso.

Ahora sí, ahora sacamos nuestras famosas viandas y cervecitas fresquitas y nuestro segundo desayuno fue tranquilamente ingerido con una de las mejores vistas que hemos tenido este curso.


Bueno, ahora quedaba decidirnos de qué manera íbamos a atacar la bajada, pues ya que era relativamente temprano, no íbamos a desaprovechar la ocasión realizando una cómoda y rápida bajada, no, teníamos que probar suerte terminando de cruzar la peña enterita y tratar de buscar paso al final de misma por algún coladero… Así que nada, a seguir bajando de mala manera por algunos pasos aunque fuera culeando un poquillo, a subir de nuevo a otra peña anexa y por fin, después de no tenerlas todas con nosotros, encontrar casi sin darnos cuenta una enorme chimenea, con una enorme pendiente, que una vez superadas las primeras grietas, con enorme emoción y satisfacción, bajamos y bajamos hasta dar con un puertecillo, donde ahora sí, realizamos nuestro almuerzo.

Ya no quedaba nada más que girar a la derecha o a la izquierda del puerto, nos decidimos por la derecha para poder ver bien desde abajo, el pedazo de crestería realizada. Atravesar campos de floración exuberante sin saber dónde pisábamos y llegar de nuevo sobre las 18:00 horas al coche que nos traería de vuelta a casa, hoy sin pasar por ningún bareto, que mañana tocaba trabajar.

Sin más y como siempre:

SALUD Y FALSOS LLANOS.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada